martes, 6 de marzo de 2007

Puesta de Surf



No fueron mal las cosas este verano pasado,reencuentro con viejos amigos,largos e intensos momentos con los de siempre,trabajito,...
Cómo si de un cúmulo de propósitos se tratara,esta foto,llena mi espíritu de bienestar.Por un lado el momento de su toma,un estupendo atardecer,al borde de un precioso acantilado y en perfecta compañia. Por otro lado,fueron unos cuantos fines de semana de principio de verano mágicos, después de salir de trabajar,quedaba con César y emprendíamos entusiasmados,como si de dos chiquillos se tratara,nuestras excursiones de visita a Maite y Álvaro a Bilbao(lugar y compañías que siempre me inspiran),dónde nos dejábamos ensimismar por las increíbles playas salvajes que ibamos conociendo,y que de forma perpetua quedaran grabadas en nuestro recuerdo,¡qué vacacioncitas más ricas! Y finalmente porque, cada vez que la veo,puedo oler el mar,oir las olas,y sentir su brisa.
Amigos y mar,que conjunción de astros tan maravillosa.


1 comentario:

Javier dijo...

El mar...que bonito y que relajante es.Decia un compañero con el que viví en mis primeros años en Coruña,que una vez que ves y disfrutas el mar,(viniendo de una ciudad de interior)no querrás volver a irte.Tal vez por eso,y por que cuanto mas lo observas mas te gusta,voy a verlo cada tarde.